CatalàCastellano

 

 

PRENSA 2004



XAVIER ADELL
CASTELLDEFELS

Vecinos de Gavà y Castelldefels critican la ampliación de El Prat

La futura tercera pista del aeropuerto del Prat ya está en el punto de mira de los vecinos aunque no se pondrá en funcionamiento hasta el próximo mes de agosto.

Unos 500 vecinos de Gavà y Castelldefels se manifestaron ayer contra el ruido y la contaminación que generará la nueva infraestructura ya que las autoridades aeronáuticas han decidido que los aviones sobrevuelen ambos municipios durante las maniobras de despegue.

Los habitantes de las dos localidades, que cortaron durante una hora la autovía de Castelldefels (C-31), exigen que las maniobras se realicen en dirección al mar.

La manifestación, convocada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Castelldefels, la Federación de Comercio y el Gremio de Hostelería de la ciudad y por la Asociación de Vecinos de Gavà Mar, se inició en la plaza del Ayuntamiento de Castelldefels y finalizó ante la gasolinera de La Pava, en Gavà.

La mayor parte de la marcha-encabezada por pancartas con el lema No a los ruidos, no al peligro - transcurrió por la calzada de entrada a Barcelona de la C-31, que quedó cerrada al tráfico durante una hora.

Los vehículos fueron desviados por la autopista C-32, lo que evitó problemas viarios.


Técnicamente factible

Isabel Martínez, presidenta vecinal de Gavà Mar, reveló que disponen de informes que avalan que es "técnicamente factible que los aviones despeguen hacia el mar".

Manuela García-Cuenca, portavoz vecinal de Castelldefels, matizó que "sólo desviando 30 grados los despegues se evitaría sobrevolar zonas pobladas". García-Cuenca añadió que El Prat tiene una situación "envidiable" para evitar molestias por estar situado cerca de la costa. "No tiene sentido que peligrosos aviones llenos de combustible pasen por encima de las casas, si es perfectamente evitable", denunció Martínez.

La configuración prevista para cuando funcione la tercera pista (oeste) estipula que los aterrizajes se realizarán actual pista principal desde la Zona Franca y que los despegues saldrán de la nueva rampa en dirección al Garraf.

Ahora la mayoría de aviones aterrizan por la Zona Franca, pero despegan hacia el mar por la pista transversal, que quedará prácticamente fuera de servicio.

La opción que defienden los manifestantes reduciría entre el 8% y el 10% el rendimiento máximo de las pistas del aeropuerto de El Prat, "una minucia", sostienen los vecinos, cuando se trata de "evitar riesgos innecesarios y graves daños a la calidad de vida de dos municipios ".


preservermcastelldefels©2006


Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by