CatalàCastellano

 

 

PRENSA 2004



ALBERT SEGURA
Castelldefels

500 personas piden que los aviones despeguen y aterricen por el lado de mar y que no sobrevuelen el pueblo

Entre 500 y 600 personas cortaron ayer por la mañana el tráfico en la autovía de Castelldefels, la C-31, para protestar contra la ruta que seguirán los aviones cuando, en agosto, entre en funcionamiento la tercera pista del aeropuerto El Prat.

Los aviones, que podrían ser hasta 102 cada hora, sobrevolarán el núcleo urbano de Castelldefels a unos 900 metros de altura, y los vecinos denuncian el ruido, la contaminación y el peligro que esta nueva circunstancia puede representar.

El presidente de la federación de asociaciones de vecinos de Castelldefels, Juan Manuel Vilches, defiende que los aviones despeguen y aterricen por la banda de mar.

"Hacer un giro de 30 grados en dirección al mar apenas despegar por no sobrevolar el núcleo es técnicamente posible", aseguró ayer Vilches.

El Ayuntamiento de Castelldefels es el único que defiende los vecinos, ya que los de Barcelona, El Prat, Viladecans, Sant Boi y Gavà, y el Ministerio de Fomento, la Generalitat y AENA apoyan la nueva ruta de los aviones.

Para Vilches, Castelldefels ya contribuye bastante a la zona con la autovía de Castelldefels, "que corta el pueblo", y con la autopista del Garraf, la C-32, por ahora "también que ser un corredor aéreo".

El procedimiento de la configuración oeste, aprobado como prioritario, que obliga a los aviones a despegar y aterrizar en dirección a Castelldefels, se seguirá siempre que sople viento de levante, es decir, el 85% de días.

La configuración este, en cambio, establece que todas las operaciones se harán en dirección a la Zona Franca, pero sólo se recurrirá cuando la meteorología no permita el plan preferente.

"Con 102 aviones despegando o aterrizando cada hora", alertó Vilches, "el ruido será insoportable, a pesar de volar a 900 metros, ya que cada medio minuto pasarán por encima de la urbanización Gavà Mar y del centro de Castelldefels".

Aparte de las casas, los aviones sobrevolarán escuelas y el segundo centro de atención primaria de la ciudad.

La manifestación de ayer, convocada por la federación de asociaciones de vecinos de Castelldefels, por la federación de comerciantes y por el gremio de hostelería, fue la primera realizada desde que se aprobó la nueva configuración del aeropuerto. Los vecinos, sin embargo, amenazan que "no será la última" y que "la próxima llegará hasta el aeropuerto".


preservermcastelldefels©2006


Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by