CatalàCastellano

 

 

PREMSA 2004



RAÚL MONTILLA
EL PRAT

Alrededor de 300 vecinos de Gavà Mar y Castelldefels volvieron ayer al aeropuerto de Barcelona con sus protestas contra la nueva tercera pista, en una manifestación que aisló de nuevo las instalaciones de El Prat y que provocó agrios enfrentamientos entre usuarios y manifestantes.

Por segunda semana, los vecinos acabaron cerrando los accesos al aeropuerto, obligando a centenares de pasajeros a recorrer varios kilómetros cargados con sus maletas, una epopeya que no evitó que muchos de ellos acabaran perdiendo sus vuelos.

"Llevo más de una hora y media intentando llegar al aeropuerto. Mi mujer ha perdido su vuelo. ¿Quién me paga los 450 euros?", se preguntaba ayer por la mañana, evidentemente alterado, delante de la terminal B, Ekkeheart Gurlitt, un turista alemán sorprendido por la manifestación.

Sus quejas no fueron nada bien recibidas por los manifestantes, un grupo de los cuales rodeó su coche al grito de "¡fuera, fuera!". Ekkeheart, finalmente, tuvo que abandonar el lugar escoltado por las fuerzas policiales.

La protesta comenzaba a las 11 de la mañana con una concentración en Gavà Mar y en el restaurante La Pava de Castelldefels. Desde allí, más de un centenar de vehículos inició, escoltados por los Mossos d’Esquadra, un recorrido sumamente lento por dos de los carriles de la autovía de Castelldefels.

Al llegar al aeropuerto, alrededor de las 12:40 horas, ya había en la autovía colas de más de siete kilómetros. Y nervios, muchos nervios.

Unos vecinos aparcaban entonces sus coches, como habían acordado previamente con la policía, en dos de los cuatro carriles de la carretera de circunvalación del aeropuerto.

Pero a los pocos minutos, otro grupo de vecinos se encargó de cerrar por completo con sus coches el acceso al aeropuerto, obligando a los usuarios que habían cogido un taxi o venían con su familia a bajarse de los vehículos y recorrer hasta tres kilómetros a pie, cargados con sus maletas.

El colapso provocó momentos de tensión contra los manifestantes y contra sus coches. Aun así, los vecinos señalaron que continuarán con las movilizaciones hasta "tener algo por escrito", aunque valoraron positivamente la decisión de la Fiscalía de Medio Ambiente de abrir de oficio diligencias sobre la tercera pista.


preservermcastelldefels©2006


Esta página web únicamente utiliza las cookies necesarias que ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies. -- Política de privacidad.

Aceptar las cookies necesarias